MENU

Comentarios (0) Reflexiones sobre la UGR

La universidad como ecosistema de aprendizaje, por Miguel Gea

“Érase una comunidad, asentada durante más de cinco siglos sobre las colinas del Reino de Granada y aledaños (sobre Ceuta y Melilla) de un tamaño similar a la población vecina de Jun, sin por supuesto alcanzar las dimensiones de otros enclaves como Alfacar, a la que se suman inquilinos con ganas de aprender a través de estancias cortas (de promedio entre 4 y 5 años, si no más) que hacen crecer la población a cotas similares a Almuñecar en época de verano, que se entreteje como un ecosistema en diferentes campus de convivencia y conocimiento. De tarde en tarde, en una hermenéutica de reflexión, los inquilinos eligen a su representante y reorganizan su modelo de organización en un proceso evolutivo de adaptación al tiempo”

Con esta descripción atemporal y macroscópica, propongo una reflexión acerca de la universidad como ecosistema de aprendizaje, como organismo vivo que se adapta a los cambios, facilita el crecimiento y aplica su conocimiento que mejora el hábitat donde reside. Y si esa es la naturaleza de la universidad, no menos real son los cambios que se producen en el entorno que nos rodea, una vida líquida según palabras de Zygmunt Bauman, en una sociedad posmoderna, en un tiempo sin certezas. La irrupción del mundo digital provoca una profunda transformación del mundo en el que vivimos, creando dos mundos paralelos y diferentes, el online y el offline, globalizados y googlelizados, que nos avocan hacia un modelo social impredecible de inquietudes y de constantes cambios.

En este escenario, y no en otro, es donde un ecosistema de aprendizaje que aprende de sí mismo y de su entorno cobra especial relevancia y su verdadera dimensión. En una comunidad tan grande e importante como el caso de esta universidad, este proceso es siempre complejo, donde la sabiduría acumulada durante el tiempo, la innovación, el deseo de seguir aprendiendo y evolucionando es fundamental para provocar los cambios que permitan adaptarse a los nuevos retos.

Desde la atalaya privilegiada que ha sido el Centro de Enseñanzas Virtuales en estos últimos años, me han permitido participar en esa tendencias y evolución invisible hacia la presencia en red de la Universidad, de crecer en ese mundo paralelo a veces caótico, pero siempre en constante evolución que no se puede ni debe obviar. En este tiempo ha crecido la producción digital de contenidos docentes, las grabaciones de clases y profesores, las emisiones en directo a través de Internet, la evolución de la Web con criterios de usabilidad y accesibilidad, la cada vez más importante consideración del conocimiento en abierto, ya sea con la promoción del software libre así como la producción de contenido abierto con licencias Creative Commons. En este proceso, también se ha posicionado a la universidad en temas tan candentes como la formación en MOOC (cursos masivos online, abiertos y gratuitos) liderando un proyecto con marca propia (abiertaUGR), que nace desde unos cursos piloto que permitieron adquirir la experiencia suficiente como para proponer un curso de referencia, #MOOCAlhambra (La Alhambra: historia, arte y patrimonio), que ha logrado captar la atención de 10.338 usuarios, una comunidad online que durante 6 semanas han seguido con gran interés sus contenidos y foros de participación de gran calidad desde las redes sociales y en los medios de comunicación.

Este proceso de adaptación es muy importante y no se puede hacer de forma aislada, autónoma o desconectada del entorno. Se necesita involucrar a toda la comunidad que aprende y se adapta a este nuevo ecosistema. Para ello, hay que aplicar metodologías y procesos ágiles, formación continua del profesorado, del personal de administración y servicios, implicar a los estudiantes en el proceso de formación, abrir la universidad a la sociedad, facilitar la permeabilidad a la creatividad y a la crítica constructiva. No se puede vivir en modelos jerárquicos autistas, sistemas desconectados unos de otros o desmotivados que provocan la desidia y la pérdida de identidad colectiva. Este paradigma digital que provoca una redefinición de la sociedad y de todos sus procesos productivos, es un paso más de adaptación a un entorno cambiante, a tecnologías emergentes, a las nuevas formas de transmitir o aplicar el conocimiento. De las experiencia que he podido extraer de mi paso por ese Centro y por los diferentes estamentos de la universidad, dejo las siguientes reflexiones de cara al futuro:

  • La universidad debe generar una gran comunidad de aprendizaje donde todos puedan aprender o aportar. Los egresados son una comunidad que desea estar ligada a su universidad, sólo hay que saber cómo hacerlo.
  • Es imprescindible involucrar a todos los usuarios de esa comunidad de modo que se pueda aprender de los estudiantes, que el personal de administración y servicios pueda formarse en métodos ágiles de innovación en la gestión, en liderar proyectos interdisciplinarios, en romper las barreras de las clases y laboratorios para ser lugares abiertos para todos.
  • Se debe fomentar la ilusión, las ganas de aprender de aportar y de sentirse parte esa comunidad. Ese sentimiento positivo, que lo recetan todos los médicos cuando aparece una enfermedad, también debemos aplicarnos como comunidad cuando aparece una crisis. Saber superponerse a las adversidades es un carácter diferencial de las culturas que aprenden.
  • Crear equipos de trabajo eficientes y versátiles, dar relevancia e importancia a lo que se hace y promover cultura de la participación e innovación.
  • Promover conocimiento en abierto, como uno de los fines sociales de la Universidad. Este será siempre un valor intangible (de reputación y prestigio) que beneficiará a la comunidad (frente a otras interferencias de conocimiento exterior).

Esos puntos ofrecen un modelo estratégico de visibilidad y posicionamiento en la sociedad mediante comunidades de aprendizaje basadas en dinámicas participativas de grupo, reflexivas y adaptativa a nuevos entornos. Crear sinergias que fomenten el aprendizaje permanente a través de comunidades dinámicas es una factor clave esencial para establecer tendencias en la formación en la era digital. Además, estos valores intangibles (visibilidad, confianza, reputación, conciencia de grupo, transparencia, reflexión) junto a dinámicas de grupo (participación, identidad, aprendizaje, adaptación, colaboración) se convierten de hecho en un factor clave para convertirse en herramientas de generación de interés, captación de estudiantes, y de fondos en un modelo cada vez más globalizado donde el valor añadido y diferenciador cada vez tiene más importancia. Esto es posible, y en gran medida, la UGR se asoma cada vez más a Internet para darse a conocer, no como un espacio físico con información relacionada, sino que se transforma y convierte en un espacio online de conocimiento. Se ha hecho mucho en este tiempo, y queda todavía muchas cosas por hacer, pero es un recorrido muy importante hacia una universidad abierta al mundo, con la herencia de la cultura y tradición de la ciudad y su entorno, con modelos ágiles y flexibles para su posicionamiento y visibilidad en el mundo online (y offline), y creando verdaderas ágoras de conocimiento al servicio de la sociedad.

Miguel Gea Megías

Profesor Titular de Universidad, Dpt. Lenguajes y Sistemas Informáticos. Director del Centro de Enseñanzas Virtuales de la Universidad de Granada (2008-2015). Director del Departamento de Lenguajes y Sistemas Informáticos (2004-2008).

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Email this to someone

Deja un comentario

Suscríbete a las noticias
  • replique montre de luxe
  • replica uhren
  • replique montre
  • montre pas cher
  • Chaussures ugg pas cher
  • moncler pas cher
  • replica uhren deutschland
  • replique montre luxe
  • montre pas cher
  • replica uhren
  • ugg pas cher
  • replique montre
  • orologi replica italia
  • replique montre
  • uhren fakes
  • repliche orologi
  • orologi replica movimento svizzero
  • uhren replica
  • air max pas cher
  • replique montre suisse
  • Chaussures Ugg Pas Char
  • ugg pas cher
  • replica uhren deutschland
  • nike air max pas cher
  • orologi replica
  • relojes especiales
  • replica uhren
  • ugg pas cheres
  • replique montre de luxe
  • replique montre
  • besten rolex replica uhren
  • replique montre pas cher
  • orologi replica rolex
  • replica orologi hublot
  • replica uhren deutschland
  • ugg pas cheres
  • replica uhren
  • relojes replicas
  • relojes replicas
  • replicas de relojes
  • orologi replica
  • replika uhren
  • uhren fakes
  • orologi replica
  • relojes mujer baratos
  • ugg pas cher
  • relojes especiales
  • Chaussures ugg pas cher
  • relojes especiales
  • montre pas cher
  • repliche orologi
  • orologi replica rolex
  • besten rolex replica uhren
  • orologi replica longines
  • orologi replica italia
  • uhren replica
  • replique montre
  • orologi replica rolex
  • replique montre luxe
  • ugg pas cher
  • ugg pas cher
  • replica uhren
  • orologi replica
  • relojes especiales
  • bottes ugg pas cher
  • relojes-replicas-aaa
  • orologi replica longines
  • replicas de relojes
  • replica relojes
  • ugg pas cheres
  • relojes-replicas-aaa
  • replica uhren
  • orologi replica longines
  • ugg pas cheres
  • relojes mujer baratos
  • replica uhren deutschland
  • replique montre
  • relojes de imitacion
  • ugg pas cher
  • bottes ugg pas cher
  • relojes mujer baratos
  • uhren replica
  • replicas de relojes
  • replique montre suisse
  • Chaussures ugg pas cher
  • moncler femme pas cher
  • replicas de relojes
  • air max 90 pas cher
  • orologi replica
  • repliche orologi
  • replique montre hublot
  • replicas de relojes