MENU

Comentarios (0) Reflexiones sobre la UGR

Pilar Aranda Ramírez, por sus doctorandos y doctorandas

Siendo honesto se me hace casi imposible ser objetivo con Pilar, no obstante como es una de las virtudes que ella más me ha remarcado en estos años, intentaré ser lo más ecuánime posible para dedicarte unas palabras de apoyo como agradecimiento mínimo por todo lo que me has dado desde el primer momento. Conozco a Pilar desde hace 8 años, desde el primer instante que la vi me transmitió POSITIVIDAD y CAPACIDAD DE TRABAJO desde el primer segundo, valores que sigue inculcando y que ha dejado estampado en todo su equipo de trabajo, ya sea alumnos/as de grado, doctorandos, doctores, secretario/a, administrativos, técnicos de laboratorio, etc. Y digo esto porque sí, porque para ella todos somos importantes, todos tenemos el mismo valor, todos somos iguales, en definitiva, TODOS CONTAMOS. Porque para ella no hay un problema más importante que otro, de hecho para ella no existen problemas, existen SOLUCIONES. No me cabe la menor duda que para estos tiempos que estamos sufriendo (y lo que nos queda…) no puede haber otra líder como Pilar para capitanear la dirección de nuestra institución y llevarla hacia donde se merece que es la EXCELENCIA, porque para llegar a ella se necesita una persona HONESTA, HUMILDE, BRILLANTE y con DEDICACIÓN y sólo tú Pilar reúnes todos estos adjetivos.

Mucha fuerza en está última y decisiva semana, para mi siempre fuiste, eres y serás Rectora y madre investigadora.

Daniel Camiletti Moirón

apariciova2

Una universidad es una ciudad en sí misma y la ciudad que la alberga está bañada, quiera o no, de Universidad. En el caso de Granada, ambas comparten además belleza, historia, cultura y “atracción”. Granada es una de las ciudades españolas preferidas para vivir en las encuestas y su Universidad es pieza clave e inseparable del puzzle que conforma dicha seducción.

Al acabar mi carrera en la Universidad de Extremadura, hace unos diez años, llegué atraída por dicho imán. A lo largo de este tiempo, he pasado temporadas en el extranjero realizando estancias de investigación y a la pregunta de ¿de dónde eres? inconscientemente siempre he respondido: ¡de Granada! Esta respuesta no viene condicionada para nada por falta de orgullo hacia mis orígenes, sino porque, instintivamente, Granada y su Universidad te hacen “sacar pecho”.

Disfruto de la docencia, creo que es de las labores que más satisfacción me reportan actualmente dentro de mi profesión. Quiero una Universidad que la valore y no la castigue, que nos permita impartirla como merece. Por otro lado, me apasiona hacer Ciencia porque me hace sentir libre y es una ventana a la vida en sí misma. Aprender y generar pequeños granitos de conocimiento me hacen explorar la realidad exterior pero también, en cierto modo, a mi persona. Sin embargo, la Ciencia precisa de libertad y apuesta pública. Considero extremadamente peligroso cuando deja de serlo porque eso la obliga a navegar por intereses comerciales. Creo en el conocimiento Universal, de todos y para todos.

Pilar Aranda representa una universidad obligada a llegar a todos y que actualmente precisa de nuevo aire que la insufle en esa línea. Corren tiempos en los que quizás lo fácil es bajar la cabeza, pero confío en Pilar Aranda como la persona que sacará pecho ante el futuro.

A las personas las definen en su totalidad pequeños detalles. Yo he vivido de cerca mi formación pre y postdoctoral con Pilar de la mano y he de decir a su favor que está hecha de optimismo y de ilusión, corran los tiempos que corran. A nadie he visto alegrarse tanto, como una niña, corriendo por el pasillo de un departamento y gritando “¡nos han concedido un proyecto! ILUSIÓN y TRABAJO son los mejores ingredientes para insuflar de aire unos pulmones que precisamos para volver a sacar pecho, porque Granada y su Universidad, lo merecen.

Virginia A. Aparicio García-Molina

 

Hace dos años bajé al sur a estudiar aconsejada por un profesor y amigo, que sin dudarlo me recomendó trabajar con Pilar Aranda con quién seguro que aprendería más que con nadie. Tal y como ya me habían dicho, Pilar me recibió con los brazos abiertos, y no sólo me dejó entrar en un equipazo de investigación de deporte y salud sino que también me invitó a seguir con el proyecto en forma de tesis doctoral.

A estas alturas del doctorado, año y medio después, Pilar en plena candidatura y siempre con sus proyectos, reuniones e ideas arriba y abajo, personalmente no tenía muy claro hasta qué punto tendría tiempo para mí, una de sus doctorandas con mil dudas y nada claro. Hace unos días hablé con ella (uno de tantos días en los que saca tiempo para mí, de dónde no lo hay) y me di cuenta de que Pilar está en todo. Estaba perfectamente al tanto mi situación dentro del equipo, cómo llevaba mi tesis y en general la progresión de mi trabajo, además de todo lo que concierne a su candidatura y mil proyectos más en los que está metida. Lo mejor es que me escuchó con la proximidad de quién quiere prestar ayuda como un igual y no como una directora-casi rectora, y creo que así es en todos los aspectos de su labor profesional.

Me parece realmente admirable como Pilar es capaz de unir una excelente capacidad de liderazgo y carisma necesario para la figura de un rector con voluntad de cambio, con una proximidad individual al alumnado y a cualquiera que se le acerque a preguntar para compartir y entender desde dentro la universidad en toda su complejidad, siempre con intención de mejorar.

Irene Coll

Creo que el último año de doctorado es un buen momento para echar la vista atrás. Se cierra otra etapa, confluyen tus años de trabajo en una tesis que aúna tus esfuerzos y tus errores o despistes e, inevitablemente, te preguntas si lo que has vivido, aprendido o lo que has errado te ha servido para algo, si realmente has aprendido algo valioso tanto humana como profesionalmente. Y la respuesta es un SÍ rotundo. Terminas la universidad todavía siendo y sintiéndote estudiante ¿Trabajar? ¿Estoy preparado/a para esto? Y lo estás. No lo dudes, la universidad te ha servido, por supuesto, puedes entregarte al mundo laboral, confía en ello. Pero, ¿y si todavía tienes inquietudes? Yo entré al programa de doctorado casi sin proponérmelo, llamada por un máster que me sacaba de mi ciudad, de mi trabajo, hacia un lugar nuevo y, que al mismo tiempo sentía que completaba mi formación y me enriquecería como farmacéutica. El cambio valió la pena. Sin proponérmelo, lo repito, Pilar Aranda y su equipo me acogieron, me enseñaron y me dieron alas para hacer lo que realmente me gusta, educar, investigar, tratar con personas para demostrar que el cambio, apostar por la salud, es posible. Estas líneas son para darle las gracias, por motivarme, motivarnos, dejarnos soñar y apostar por nosotros. Porque creo que su entusiasmo nunca decae sino que crece con cada uno de nuestros logros, y porque ahora nos toca a nosotros sentirnos orgullosos de ella. Gracias.

Pilar Ruiz-Cabello

elena nebot

Conozco a Pilar desde que me enseñaba Fisiología patológica en el aula de la Facultad de Farmacia, hace ya 11 años, y continué con ella cogida de la mano durante mis estudios de Máster y posterior Doctorado, y post-doctorado. Fueron años en los que encontrábamos dificultades o adversidades, también muchas alegrías y buenos momentos, tanto en la vida académica como en la personal y, jamás, y repito jamás, me puso una mala cara, siempre me apoyó. Es una persona que, cuando la miras, sabes que puedes confiar en ella, nunca te defrauda, porque Pilar es una luchadora incansable por y para ayudar a los demás.

Pilar tiene el don de saber escuchar, y de hacer que las cosas sean posibles cuando son verdaderamente imposibles. Sin duda alguna, me cogería de su mano mil y una veces más, y con los ojos cerrados.

Y porque ahora es a mí a quién me toca recordar esta frase: “Que sean muchas las mañanas que arribéis a buen puerto”.

Gracias.

 Elena Nebot

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Email this to someone

Deja un comentario

Suscríbete a las noticias
  • replique montre de luxe
  • replica uhren
  • replique montre
  • montre pas cher
  • Chaussures ugg pas cher
  • moncler pas cher
  • replica uhren deutschland
  • replique montre luxe
  • montre pas cher
  • replica uhren
  • ugg pas cher
  • replique montre
  • orologi replica italia
  • replique montre
  • uhren fakes
  • repliche orologi
  • orologi replica movimento svizzero
  • uhren replica
  • air max pas cher
  • replique montre suisse
  • Chaussures Ugg Pas Char
  • ugg pas cher
  • replica uhren deutschland
  • nike air max pas cher
  • orologi replica
  • relojes especiales
  • replica uhren
  • ugg pas cheres
  • replique montre de luxe
  • replique montre
  • besten rolex replica uhren
  • replique montre pas cher
  • orologi replica rolex
  • replica orologi hublot
  • replica uhren deutschland
  • ugg pas cheres
  • replica uhren
  • relojes replicas
  • relojes replicas
  • replicas de relojes
  • orologi replica
  • replika uhren
  • uhren fakes
  • orologi replica
  • relojes mujer baratos
  • ugg pas cher
  • relojes especiales
  • Chaussures ugg pas cher
  • relojes especiales
  • montre pas cher
  • repliche orologi
  • orologi replica rolex
  • besten rolex replica uhren
  • orologi replica longines
  • orologi replica italia
  • uhren replica
  • replique montre
  • orologi replica rolex
  • replique montre luxe
  • ugg pas cher
  • ugg pas cher
  • replica uhren
  • orologi replica
  • relojes especiales
  • bottes ugg pas cher
  • relojes-replicas-aaa
  • orologi replica longines
  • replicas de relojes
  • replica relojes
  • ugg pas cheres
  • relojes-replicas-aaa
  • replica uhren
  • orologi replica longines
  • ugg pas cheres
  • relojes mujer baratos
  • replica uhren deutschland
  • replique montre
  • relojes de imitacion
  • ugg pas cher
  • bottes ugg pas cher
  • relojes mujer baratos
  • uhren replica
  • replicas de relojes
  • replique montre suisse
  • Chaussures ugg pas cher
  • moncler femme pas cher
  • replicas de relojes
  • air max 90 pas cher
  • orologi replica
  • repliche orologi
  • replique montre hublot
  • replicas de relojes